El cuero es moda muerta

El viernes 23 de noviembre participamos en el Worlwide Fur Free Friday, en donde más de 100 colectivos anti-especistas, en diferentes ciudades en el mundo, nos unimos para realizar una actividad donde se muestre la verdad detrás de los productos que contienen pieles, cuero, plumas, seda, lana, etc. con el fin de poner en evidencia la explotación animal que se oculta tras la compra y venta de estos materiales.

 

A nivel mundial existe una problemática respecto al consumo de la piel de los animales para el uso de vestimenta o accesorios, tomados como un lujo de estatus social en donde el uso de estos seres sintientes es considerado como un logro dentro del mercado. Ha llegado a tal punto la explotación animal, que marcas de diferentes países se sienten orgullosos de distribuir y comercializar este tipo de productos de manera exclusiva, es decir, que su producción es su enfoque en el mercado. Por tal motivo, decidimos dar a conocer cuál es la realidad que deben de vivir los animales para convertirse en objetos de consumo y cómo se ven afectados.

Ingresamos a un centro comercial de la ciudad con carteles, objetos de cuero y una cabeza sin piel de un animal, para que la ciudadanía hiciera la conexión entre lo que compra y todo el proceso que debe vivir un animal detrás de éste. Nos plantamos afuera de una de las tiendas más reconocidas en el país por la distribución de cuero, ya que su eslogan de “para amantes del cuero” y sus propagandas como una empresa exclusivamente de cuero, no le informa a sus compradores de dónde proviene el material y cómo es violentado el animal para ésto. Por tal motivo, decidimos ser nosotros quienes, por medio del performance y la repartición de volantes para hablar con los transeúntes, informáramos sobre todo aquello que esconden cuando promocionan y venden sus productos.

Hace más de 40 años la industria de las pieles se posicionó en Colombia, teniendo su auge en la capital del país, sobretodo en el barrio El Restrepo, Bogotá. En la actualidad, se producen 80 millones de calzado de cuero y se exporta aproximadamente 181 millones de dólares anuales de este material. El incremento promedio es de 7% por año. Nosotros somos el octavo país que más cría de ganado intensiva tiene y se estima que el Valle del Cauca es una de las regiones con el mayor número de empresas de calzado y cuero. Se calcula que existen algo más de 5.000, incluyendo talleres y plantas de producción.

Por tal motivo, se realiza un llamado a las personas para que dejen de comprar estos productos y se sumen a las diferentes marcas nacionales e internacionales (Gucci, Armani, Versace, Tommy Hilfiger, Calvin Klein, Ralph Lauren, Hugo Boss, etc.) que han optado por un cambio hacia las alternativas de imitación que, su calidad se asemeja bastante, y, sobretodo, ningún animal tuvo que ser explotado y despojado de sus pieles para ello.

 

Veganismo y anti-especismo no son más que un acto de justicia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *